viernes, 12 de junio de 2009

EL GOBIERNO ENAJENADO


El gobierno es el bien común más valioso de la sociedad. Es el instrumento por el cual se debería coordinar y administrar los recursos para logar los objetivos sociales. El gobierno es solo un instrumento que “manda obedeciendo” la voluntad del pueblo.


Sin embargo, con la “democracia electorera de los mercaderes”, el gobierno ha sido despojado del “interés público” del pueblo y ha sido secuestrado por un puñado de gente que lo usa de manera ilegal para atender los poderosos intereses de los dueños del dinero a nivel local y mundial.


De esta manera en los últimos sexenios, de Luís Echeverría a la fecha, el gobierno ha sido usado de manera facciosa para beneficiar a unos y perjudicar a las mayorías y a la Nación en general.


Tres ejemplos son ilustrativos de esta situación. La tragedia de la guardería ABC en Sonora y el caso de AVIACSA. En el primero podemos observar como los funcionarios “legalmente” son empresarios muy exitosos. Usan sus posiciones en el gobierno y se aprovechan de información privilegiada para obtener facilidades para “hacer negocios”.


Por supuesto que la tragedia nos demuestra, que no se cumplió con los requerimientos estrictos de seguridad, por la corrupción en los tres niveles de gobierno. Pero fundamentalmente, evidencia una vez más, el desprecio que tienen los que gobiernan por el pueblo en general, y en este caso, por la niñez mexicana en particular. Se trata solo de “hacer un negocio” a través de la responsabilidad del Estado Mexicano.


Es inadmisible que de inmediato la PGR, oficialmente se adelante diciendo que nadie (de los amigos-funcionarios) irá a la cárcel. No así en la última tragedia de la discoteca News Divine, que los medios y sus adversarios políticos, exigían las cabezas de la cúpula en el poder del DF. Para unos si, para otros no. La justicia en México pareciera que es selectiva y de “amigos y enemigos”.


El caso de AVIACSA es igual pero diferente. Aquí se trata de usar al gobierno para destruir una empresa para beneficiar a terceros intereses. Se descara un interés desmedido para sacar del negocio a una empresa consolidada. Aquí se enfrenta un ciudadano-empresario frente a un adversario aliado al gobierno. El gobierno toma partido, usa la ley y las instituciones para lograr sus objetivos. Se llega al punto de amenazar a un juez, y hacerlo responsable, del al parecer, una deseada catástrofe aérea para beneficio de un interés indebido. Esto es dañar la confianza de las empresas aeronáuticas, perjudicar a la economía y el Estado de Derecho.


El tercer ejemplo es que la presidencial, “La Guerra al Narcotráfico”, según las “narcomantas”, pareciera que se libra entre el gobierno y un cartel “favorecido-amigo”, en contra de los carteles “competidores-enemigos”. Sí esto fuera cierto, estamos nuevamente ante una grave uso indebido de la ley, las instituciones y las autoridades.


El gobierno debe volver a ser del pueblo y trabajar para los intereses del pueblo. La situación de pobreza, injusticia y falta de oportunidades, encuentran su origen en la enajenación* del gobierno.


*Enajenar “estar fuera de sí”.
Arrebatar un bien a una persona o institución en cuanto a algún derecho de la forma que prescribe la ley.