viernes, 8 de marzo de 2013

EL LUCHADOR SOCIAL VS. LA SECUESTRADORA



El análisis de los dos casos emblemáticos de la “Justicia Mexicana” es solo la punta de un inmenso iceberg que flota sobre la conciencia de los poderosos en nuestro país.

Un luchador social al que la justicia lo ha privado de su libertad durante doce años con cargos totalmente falsos y con procedimientos viciados que, pese al reclamo nacional e internacional, La Suprema Corte de Justicia de la Nación decide no atraer su caso por considerarlo “sin trascendencia”.

Por otra parte, una secuestradora, apoyada por el gobierno francés y un sinnúmero de “personalidades democráticas” lograron presionar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que dictara su libertad por encontrar viciado su proceso.

Los dos casos tienen de raíz el mismo problema, sus procesos fueron viciados. El del luchador social, por los caciques y las autoridades estatales. El segundo, por el amigo del ex presidente Calderón, García Luna y sus “producciones” con televisa.  

Pero da la casualidad que uno es un indígena tzotzil chiapaneco y la otra es francesa europea y la “justicia se aplica” en una país que tiene una base de tres siglos de un sistema colonial y casi dos de un sistema neocolonial que es comprobadamente racista y clasista.

El caso de la secuestradora Cassez es una verdadera vergüenza para los gobiernos de Francia y México. De Francia porque dejaron que un caso criminal se convirtiera en un producto político que dejó dividendos. Positivos para Hollande y negativos para Calderón y Sarkozy.

“La Francia” defendiendo a una secuestradora con la imagen del “rescate” de una ciudadana francesa de una putrefacta cárcel del tercer mundo y del corrupto sistema de justicia mexicano. Qué vergüenza para el pueblo francés que fue engañado por sus corruptos políticos.

Para el gobierno Mexicano es “un pelo más del gato”. No solo se demuestra mundialmente que el sistema de impartición de justicia de México es super corrupto e ineficaz, sino que además puede un gobierno extranjero hacer sobre él, lo que quiera.

Sí se toma cómo valido el planteamiento de la SCJN para otorgarle la libertad a la secuestradora por tener viciado su procesos, resultaría que por lo menos la mitad de las personas que están en las cárceles en México tendría que ser puestas en libertad inmediatamente porque es de todos sabido la ineficiencia y corrupción del sistema de impartición de justicia del país.

El punto es que en México para unos si existe la justicia y para otros no. Entonces, “TODO” para los extranjeros y sus hijos nacidos en estas tierras y los ricos… y para “los otros”, para la “prole”, para los indígenas, el estricto e implacable apego a la “ley”. Poderoso caballero es don dinero.